La influencia de los aditivos antimicrobianos sobre los productos donde se emplean

Publicado por comunicados el
La influencia de los aditivos antimicrobianos sobre los productos donde se emplean

En los tiempos actuales, ha surgido como más que una necesidad, la obligación de buscar alternativas de preservación y conservación, debido a la relación que se ha comprobado en el consumo de conservadores químicos con intoxicaciones.

La demanda de productos frescos tratados mínimamente está aumentando, así como la utilidad por los aditivos antimicrobianos de origen natural (derivados de vegetales), por tal motivo, hoy en día, se busca la combinación de dos o más factores que interacciones aditiva o sinérgicamente controlando a la población microbiana, permitiendo con esto productos semejantes al producto fresco pero con menos aditivos.

Cabe destacar que la rapidez de deterioro microbiológico depende de varios factores, no solamente de los microorganismos presentes, sino también de la combinación química del producto y del tipo de carga microbial inicial.

Producto de ello, es que el principal objetivo del procesamiento de alimentos es proveer la sensación de bienestar necesaria para el ser humano por medio de alimentos seguros, nutricionalmente adecuados y cubrir las expectativas de sabor, aroma y apariencia.

Por lo cual, el uso de aditivos alimentarios de origen natural implica el aislamiento, purificación, estabilización e incorporación de dichos compuestos a los alimentos con fines antimicrobianos, sin que afecte negativamente a las características sensoriales.

En líneas generales, cada vez aparecen más recursos de la naturaleza como plantas o partes de estas que contienen antimicrobianos naturales, tal es el caso de los que incluyen compuestos fenólicos provenientes de cortezas, tallos, hojas, flores, ácidos orgánicos presentes en frutos y fitoalexinas producidas en plantas.

De tal manera, además de tener mayor seguridad, también se prioriza una mejor calidad de los alimentos, ya que este tipo de antimicrobianos se consideran como fuentes potencialmente seguras en todos sus procesos de extracción y preparación de los mismos.

Beneficios de los aditivos antimicrobianos

La aplicación de tecnología antimicrobiana potencia tanto la parte sanitaria como la calidad propia del producto, haciendo del mismo totalmente de provecho y utilidad por donde se lo mire. Así mismo, los artículos u objetos que contengan este avance experimentaran varios beneficios significantes:

1. Reducen las bacterias: se estima que el uso apropiado de antimicrobial additives disminuye hasta un 99,99%, incluso las cepas de bacterias que se ha comprobado resisten series de antibióticos como SARM, ERC, ERV, son incapaces de sobrevivir en los productos protegidos con estos aditivos.

2. Eficacia probada frente a hongos: al igual que las bacterias, otro tipo de agente patógeno como hongos tampoco puede adentrarse en los productos creados con la tecnología antimicrobiana, incluyendo el antiestético y siempre desagradable hongo Aspergillus niger.

3. Eficientes contra los virus: los procesos antimicrobianos han demostrado su efectividad en afecciones gripales y que provengan de estos tipos de virus, por ejemplo desactivando las partículas del virus de la gripe H1N1.

4. Reduce la contaminación cruzada: un producto más limpio significa menos microorganismos a transferir, reduciendo en última instancia la posibilidad de contaminación cruzada, evitando que los productos que entran en contacto con sustancias nocivas para la salud puedan adquirirlas.

5. Mantendrán frescura mayor tiempo: el hecho de la existencia de menos microorganismos sobre los productos se traduce en una reducción de manchas y olores desagradables, por lo que su producto se mantiene más fresco durante más tiempo, lo que aumenta su ciclo de vida funcional.

6. Vida útil prolongada: La protección duradera de las superficies donde se dispongan los productos contra la colonización microbiana reducirán la degradación del material y, a su vez, esto se verá reflejado en la prolongación de la vida útil del producto.

7. Mayor facilidad para mantenerlo limpio: la implementación de aditivos ofrece que el producto tenga protección sanitaria e higiénica de forma permanente contra microorganismos invisibles.

8. Seguridad al momento de usar en una variedad de entornos: el suministro del aditivo antimicrobiano adecuado permitirá que el producto puede utilizarse como siempre lo ha hecho sin riesgo o preocupación del lugar o ambiente donde se disponga su estancia.

Los aditivos antimicrobianos son sumamente diversos y crean una especie de vigilancia permanente sobre la posible aparición de microorganismos de distintas formas. Al ser utilizados activamente en los procesos de fabricación de productos, crean superficies, materiales y entornos totalmente inhóspitos para microorganismos como bacterias,  hongos y ante cualquier agente patógeno.

Actualmente existe una alta gama de aditivos antimicrobianos para un abanico de opciones y diversidad de productos y materiales tales como plásticos, polímeros, pinturas, revestimientos, textiles, tejidos, papel, cerámica, que encuentran en la aplicación de esta tecnología un modo de garantizar la seguridad y calidad en cada línea del proceso y posterior a este.